Ediciones Liceus, publicaciones culturales del Siglo XXI - TLF: 91 527 70 26
La tragedia neoclásica española

15,00€

La tragedia neoclásica española

15,00€

La Tragedia Neoclásica española
Autor: Jesús Cañas Murillo
Formato: 15×21 cm
ISBN: 978-84-945150-8-8
Depósito legal:
M-13834-2017
Páginas: 112
Encuadernación: Tapa blanda (cartulina 240 g) Con solapas
Año de publicación: 2017
Lugar de publicación: Madrid
PVP: 15 €

UN GÉNERO CULTO DE LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA.

Entre los géneros dramáticos neoclásicos que fueron viendo la luz en el siglo XVIII español, la tragedia fue el primero cronológicamente en aparecer. Antes de la comedia sentimental (Cañas, 1994), introducida en primer lugar por Ignacio de Luzán, con su obra La razón contra la moda, –versión de una comedia del francés Nivelle de la Chausée (Le Préjugé à la mode)–, impresa en Madrid en el año 1751 (Barbolani, 1991). Antes de la comedia de buenas costumbres, iniciada, en 1762, por La Petimetra, de Nicolás Fernández de Moratín (Cañas, 2000a, 2000c).

Las primeras tragedias neoclásicas españolas surgen a mediados del siglo XVIII. En el año 1750 Agustín Montiano y Luyando difunde Virginia, dentro de su Discurso sobre las tragedias españolas (Madrid, Joseph de Orga) (Cañas, 2009). Poco después, en 1753, el mismo autor publica Ataúlfo, al final del su Discurso II. Sobre las tragedias españolas (Madrid, Joseph de Orga).

Antes se había intentado dar a conocer el género a través de versiones, llamadas traducciones, de piezas extranjeras que a veces habían sido principalmente destinadas a representaciones de carácter cortesano. Algunas ni siquiera llegaron a montarse sobre las tablas. Tal acontece con la Cinna de Corneille, traducida en 1713 por el marqués de San Juan. Iniciaban todas estas obras una costumbre que no se perdería en todo el siglo XVIII, y que dejó muestras de reconocido prestigio como El Británico, de Racine, traducida, en 1752, por Juan de Trigueros; la Atalía, de Voltaire, de 1754, traducida por Eugenio Llaguno; la Semíramis, de Voltaire, traducida por Clavijo y Fajardo; la Zaira, traducida, en 1765, por Francisco Postigo con el título de Combate de amor y ley… (Lafarga, 1999).

Con esta obra el autor, Jesús Cañas Murillo, su autor, nos abre la puerta a esta importante etapa de la Literatura Española.

Reseñas

No hay reseñas todavía.

Añadir un comentario

tragedia-neoclasica

Sé el primero en opinar “La tragedia neoclásica española”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies